Impresión digital con tinta blanca

La comunicación visual y la producción mediante impresión digital siempre están en constante evolución en cuanto a la personalización.

Hoy vamos a hablar de una de las herramientas que mayor versatilidad aportan a la hora de imprimir materiales de todo tipo y de todos los colores, literalmente: la impresión con tinta blanca.

En un principio, la tinta blanca se usó en serigrafía como un canal de tinta más, aplicándolo sobre papel y otros soportes cuyo fondo no era blanco (negro, azul, cartón), creando efectos muy elegantes y originales. Desde hace unos años este tipo de tinta se incluyó en las máquinas de impresión digital de gran formato, unas máquinas cuya evolución en los últimos años ha sido enorme y ha permitido una gran personalización en muchas aplicaciones relacionadas con la publicidad (mobiliario plv, eventos, cartelería y publicidad exterior) y la decoración (decoración de mamparas, suelos y paredes).

Con un poco de creatividad, la tinta blanca puede aplicarse sobre cualquier soporte: cartón, madera, moqueta, vinilos de colores o transparentes, vinilo ácido, metacrilato, etc.

Si tienes algún proyecto relacionado con la publicidad o la decoración en el que necesites aplicar tinta blanca, no dudes en contactar con nosotros. Recuerda que, además de hacer impresión digital de gran formato, tenemos maquinaria de fresado para troquelar las piezas con la forma que quieras y así conseguir un nivel de personalización único.


Comparte

-Comenta-

He leído y aceptado los términos y condiciones